Hola cadete

Siempre hay un par de preguntas que el capitán o el contramaestre olvidan cuando enseñan a nuestros nuevos miembros de la tripulación cómo funcionan las cosas a bordo. Pero por suerte, todo barco cuenta con un cuaderno de bitácora y el Dampfer (nuestro barco de vapor) no podía ser diferente. Y en el cuaderno de bitácora seguro que también figura esa cuestión que te ronda la cabeza. Así que échale un vistazo para ver si hallas respuesta a tu pregunta.

¿Cómo sabe realmente un cigarro electrónico como el Dampfer?

Espero que esto no te asuste demasiado, pero el Dampfer sabe igual que un cigarrillo.

La mayoría de cadetes se quedan boquiabiertos cuando vaporizan por primera vez, ya que sus expectativas se ven más que superadas.

Con nuestro cigarrillo electrónico ocurre igual que con un barco. Cada uno es único, pero todos surcan los mares y no encontrarás ninguno que se comporte como un avión.

Los sabores son distintos, por supuesto. A unos les gusta la brisa fuerte y otros prefieren un viento suave. Solo tú puedes averiguar qué tipo de Dampfer te gusta más.

Algunos de los chicos que llevan tiempo en la tripulación describieron las primeras cinco o seis caladas como dulces cuando vaporizaron por primera vez. El capitán dice que eso se debe a la nicotina.

Los cigarrillos convencionales llevan aromas. Lo que se inhala en ellos no es precisamente un trago de delicioso grog y el aroma lo enmascara ligeramente. Sin los aromas, se percibe por primera vez el sabor real de la nicotina.

Uno se acostumbra al sabor más rápido que al humo en los pulmones que hace toser con fuerza a casi todos los fumadores cuando prueban el tabaco por primera vez.Por eso, a prácticamente todos los miembros de la tripulación les ha empezado a resultar muy agradable no tener más ese picor en la garganta.

¿Los cigarrillos electrónicos son supervisados? ¿Y qué contienen realmente?

Bueno, esa es una cuestión muy técnica. Pero está bien que los cadetes presten atención a temas así.

Nuestro Dampfer cumple las normativas, como los marineros de secano las llaman, y cuenta con los certificados CE, RoHS y SGS. Este es un asunto importante, ya que la seguridad es también fundamental en la navegación. Como se suele decir, siempre una mano para el barco y la otra para el marinero. Por ello, sometemos continuamente nuestros Dampfer a controles aleatorios para constatar que todo está bien.

En los cartuchos de líquido ―los Biz―, o en la caldera si se prefiere, tenemos propilenglicol, el aroma para obtener el sabor del cigarrillo y, por supuesto, nicotina. No te preocupes si no puedes pronunciar el primero de los componentes. Los marineros, al fin y al cabo, no son expertos en trabalenguas. Lo importante es que sepas lo que hay dentro. Y que no contiene una cantidad elevada de ninguno de ellos. Por eso, y también gracias a nuestras comprobaciones de muestras aleatorias, ¡a bordo de nuestro Dampfer navegas por aguas seguras!

¿Por qué vuestro Dampfer genera tan poco vapor?

Hay que usar correctamente el Dampfer para poder disfrutarlo al máximo. Pero si no te lo enseñamos bien, tampoco sabrás cómo hacerlo adecuadamente. Así que atento, marinero.

Debes inhalar a través del cigarrillo electrónico despacio. El Dampfer es como una dama, y a las damas siempre se las trata con delicadeza.

Lo mejor es dar una calada durante cuatro segundos. Y ten cuidado con dónde colocas los dedos, ya que las entradas de aire tienen que estar libres. Estas se encuentran entre el cartucho y la rosca de la batería.

Por supuesto, el Biz no debe estar agotado. Estos no duran eternamente. Para poder utilizarlo necesitas vapor en la caldera, es decir, una batería cargada. También ha de estar todo montado correctamente. Así el Dampfer funcionará sin duda.

¿Por qué fluye líquido a la boca al dar una calada al Dampfer?

Si te ocurre eso, tendremos que lavarte la boca con jabón.

No, no te preocupes. Los marineros siempre gastamos este tipo de bromas a los novatos.

Lo que te llega a la boca es el líquido del cartucho del Biz. No es peligroso, pero es preferible no tragarlo. En ese caso, enjuágate la boca y lávate los labios. Al fin y al cabo, no es que ese líquido sepa como el mejor ron. Puede haber varios motivos para que se produzca eso:

Has inhalado con demasiada fuerza a través del cigarrillo electrónico. El Dampfer no es una fragata aparejada que solo nota algo cuando hay mar gruesa. Nuestro cigarrillo electrónico es como una dama. Así que has de inhalar con suavidad, con calma y durante algo más de tiempo. 

Durante el transporte, se ha salido un poco de líquido del cartucho y, obviamente, este puede llegar a tu boca. Hasta el buque más nuevo puede hacer agua. Pero con un simple pañuelo de papel puedes secarlo y todo estará perfecto.

Se ha mantenido el cartucho inclinado durante demasiado tiempo. Lo mejor es que siempre dejes la proa ―es decir, la parte delantera con la batería― ligeramente escorada hacia adelante. Cuando la popa ―el cartucho― se mantiene demasiado en un ángulo inadecuado, puede salirse algo de líquido.

La batería está agotada. Esto puede provocar que fluya demasiado líquido al vaporizador. De esa forma no se vaporiza todo el líquido y ya la tenemos liada. Pero no hay motivo para llamar de inmediato al maquinista. El vaporizador puede soportarlo. Una vez recargada la batería y limpiado el cartucho, todo volverá a funcionar a la perfección.

¿Tienen garantía los cigarrillos electrónicos? ¿Qué ocurre si algo está defectuoso?

Por supuesto que los Dampfer vienen con garantía. Esta es de seis meses, a excepción de las piezas consumibles.

Resulta desagradable que un Dampfer deje de funcionar correctamente, porque queremos tener marineros felices y no caras largas.

Nos esforzamos por mantener el Dampfer en perfecto estado técnico. Comprobamos los cigarrillos electrónicos antes de enviártelos y hacemos todo lo posible por descartar fuentes de errores. Sin embargo, puede ocurrir que algo no esté bien. El espíritu Klabautermann puede golpear alguna vez.

Así que si algo no marcha bien, estamos aquí para ayudarte a resolverlo. No importa cuál sea el problema, te pedimos que nos informes como si estuvieras entre amigos. Puedes ponerte en contacto con nosotros en cualquier momento a través del sistema de comunicación de a bordo, enviándonos un correo electrónico a: info@dampfer.biz.

Si tienes que reenviarnos algo, lo mejor es que nos mandes únicamente la pieza defectuosa en la cajetilla. Introdúcela en un sobre, pega un sello y descárgate el formulario para reenvíos que encontrarás en nuestro atracadero en Internet. Si lo rellenas, tendremos de inmediato toda la información que requerimos. Para poder ayudarte, necesitamos tu dirección de envío, una descripción del problema y, a ser posible, un número de teléfono para que, si tenemos que hacerte alguna otra pregunta, no tengas que esperar a recibirla por carta.

Antes de enviarnos algo, siempre es buena idea ponerte en contacto con nosotros.Es más rápido y sin duda más indoloro que tatuarse un ancla en el brazo. Y existe la posibilidad de solucionar determinados problemas y aparentes defectos por correo electrónico o por teléfono.

Así te ahorras el viaje a la oficina de correos. Y en el mejor de los casos vuelves a tener enseguida un Dampfer impecable.

¿Cómo puedes realizar el pago y cuánto tiempo has de esperar para recibir tu Dampfer?

Nuestro Dampfer es un barco moderno. Con nosotros puedes pagar online mediante transferencia bancaria, tarjeta de crédito y/o PayPal.

Enviamos tu pedido con la empresa DHL, que normalmente tarda 3 ó 4 días laborables y también trabaja los sábados. Si tienes mucha prisa, te recomendamos que realices el pedido antes del mediodía y que efectúes el pago por medio de PayPal o tarjeta de crédito. De esa forma, podrás tener tu pedido en casa en tres días laborables.

¿Se puede sufrir una sobredosis de nicotina con un cigarrillo electrónico como Dampfer?

Para que eso se produzca, tienes que realizar un esfuerzo descomunal. En el fondo, resulta prácticamente imposible.

Para sufrir una sobredosis letal de nicotina, un no fumador adulto debe ingerir aproximadamente 60 mg de una vez. En el caso de los fumadores, cuyo cuerpo está habituado a la nicotina, la dosis es muy superior. 

El marinero típico de nuestro barco consume entre 1 y 2 mililitros diarios de líquido con nicotina. Y los Biz más fuertes que ofrecemos contienen 24 mg de nicotina por mililitro. Todo grumete puede calcular que el resultado es de unos 48 mg de nicotina repartidos a lo largo del día. Por tanto, esa cantidad no haría ni siquiera que un no fumador cayera por la borda.

¿Es perjudicial el propilenglicol?

Nosotros los marineros contestamos una pregunta sencilla con una respuesta igual: ¡no!

El propilenglicol se encuentra en alimentos, donde recibe el nombre de E1520, en jarabes, colirios, medicamentos contra la alergia y de otro tipo, cremas para la cara, ojos y manos, pastas, lociones, dentífricos, ambientadores y desodorantes.

Por tanto, llevas años teniendo contacto diario con el propilengricol. Y es que un buen marinero se cepilla los dientes todos los días, aunque renuncie a los alimentos sólidos, para poder tomarse otro grog.

Como seguramente sabrás, todos los medicamentos se someten a estrictas pruebas clínicas y los alimentos tienen certificados del Instituto de Higiene Alimentaria. Lo mismo ocurre con los productos cosméticos.

Si se pudieran demostrar efectos perjudiciales del propilenglicol en el organismo humano, ninguno de estos productos estaría en el mercado. Por ello, se considera que tiene una buena tolerancia.

Del que a lo mejor has escuchado hablar, ya que suena parecido hasta para los buenos oídos de un marinero atento, es el etilenglicol. Este está presente, por ejemplo, en algunos líquidos refrigerantes y anticongelantes, aunque muchos fabricantes optan ya por el propilenglicol porque, al contrario que el etilenglicol, no constituye un peligro en caso de ingestión accidental.

Condiciones de la garantía

Garantizamos el correcto funcionamiento de nuestros cartuchos, los llamados Dampfer Biz, en el momento de recepción por parte del cliente. Los Biz son productos desechables para los que queda excluido cualquier derecho de garantía del comprador que exceda este alcance. 

La batería del Dampfer es una pieza consumible, para la que ofrecemos una garantía de seis meses. En caso de que esta pieza presente un defecto, a pesar de haberla utilizado de manera adecuada, proporcionamos al cliente de inmediato y sin coste alguno una batería de repuesto.

Las demás piezas de los productos Dampfer están cubiertas por una garantía de un año.

Por supuesto, el periodo de garantía fijado legalmente de dos años a partir de la fecha de compra mantiene su vigencia y cubre los desperfectos ocultos demostrables presentes en el producto en el momento de entrega.

Nos esforzamos por garantizar en todo momento la máxima calidad de nuestros productos. Si a pesar de ello surgen fallos o defectos, solucionamos el caso a la mayor brevedad y de la forma más sencilla posible para nuestros clientes.

En estos casos, rogamos al comprador que se ponga en contacto con nosotros en la dirección: info@dampfer.biz. Debido a nuestra experiencia con nuestros productos, muchas veces podemos solucionar un problema simplemente por medio de un correo electrónico o una llamada telefónica. De esta forma, se puede ahorrar tiempo y evitar molestias.

En caso de ser necesario el reenvío del producto por parte del cliente, hemos preparado un formulario de reenvío que debe rellenarse y que incluye toda la información que requerimos para la tramitación.

En cualquier caso necesitamos en los reenvíos de productos: el nombre y la dirección, la dirección de envío si esta es diferente de la anterior, una breve descripción del problema y un número de teléfono.

Para el reenvío es suficiente un sobre franqueado, relleno que incluya una nota con la información necesaria o en el mejor de los casos con el formulario de reenvío cumplimentado. Para el envío de la pieza defectuosa, se recomienda utilizar la cajetilla correspondiente. No se aceptan envíos sin franqueo.